¿Quiénes somos?

Somos un grupo de trabajo interdisciplinario, que se dedica a conceptualizar, diseñar y desarrollar soluciones y valor que permitan elevar los resultados y beneficios de las empresas, adecuando los servicios a necesidades reales y tendencias de los negocios con más de 15 años de experiencia en el mercado.

Hechos de Nuestra Trayectoria

¡Los números dicen más que las palabras!

Estudios y Proyectos Desarrollados
Años de Experiencia en el Mercado
Licitaciones en las que hemos participado
Países donde hemos trabajado

Generamos Soluciones y Valor

Durante más de 15 años de experiencia, hemos ayudado a diferentes empresas para la mejora de su administración y procesos.

Modelos financieros y econométricos automatizados

Modelos amigables que permiten a los clientes conocer los resultados de las principales variables que afectan al negocio.

Experiencia y Recursos

En diversas áreas con recursos técnicos, humanos y de información para brindar soluciones a los problemas de nuestros clientes.

Nuestro objetivo es

Desarrollar métodos técnicas y criterios que permitan dar solución a los problemas de las empresas, en forma práctica, variable y de acuerdo a sus expectativas

Tecnología y Aplicaciones

Disponible para nuestros clientes que permitan llevarlos a la era Digital y agilizar sus procesos.

Soluciones Inmediatas para Tu Negocio

Contamos con un equipo de profesionales con experiencia en diversas áreas de los negocios para llevar acabo estudios y análisis que brinden soluciones a los problemas de nuestros clientes.

Economía y Negocios

Conoce tu negocio con nuestros modelos financieros que hemos desarrollado durante estos 15 años, podemos ayudarte a conocer el valor de la empresa o negocio, elaborar un análisis de costos o financiero que te ayudarán en la toma de decisiones.

Administración

Nuestro servicio comienza con una Auditoría Administrativa de tu negocio para generar procesos que permitan estandarizar las actividades y con ello, generar indicadores para medir el desempeño de las áreas.

Mercados y Negocios

Apoyamos a nuestros clientes en el proceso de adaptación y cambio, buscando en los mercados las respuestas que permitan garantizar éste crecimiento y sobretodo, generar en conjunto, las acciones necesarias para alcanzar las metas propuestas.

Capacitación Institucional

La capacitación permite asegurar una mayor contribución del personal en los resultados de la empresa.

Contabilidad

Resultados contables con enfoque Financiero que permiten tomar desiciones por áreas o líneas de productos

ISOADMIN

La forma más fácil de gestionar tu sistema de calidad. Acceso desde cualquier dispositivo móvil.

¿Cómo Empezar el Ciclo de Mejora?

Iniciar con nosotros el proceso de mejora es muy fácil, son solo 6 pasos que debemos hacer:

1

Conocernos

2

Desarrollar un Plan de Trabajo

3

Difundir el Plan

4

Implementar con Pasión

5

Medir el plan

6

Continuar el rumbo y Mejorar el Plan

Conoce Nuestras Áreas de Apoyo

Economía y Finanzas

Usted tendrá el respaldo de un equipo de trabajo de profesionales con experiencia en ésta área.

Administración y Contabilidad

Lo apoyaremos para que su negocio alcance los objetivos establecidos.

Mercados y Negocios

Tenga información confiable del mercado que le permita tomar las mejores decisiones.

Aplicaciones y Diseño Web

En Grupo Empresarial dBC S.A. de C.V. buscamos generar nuevos canales de distribución para las empresas, ampliando su cobertura de atención a través de la web.

Alianzas

Nuestras principales alianzas nos permiten ofrecer un servicio completo a nuestros clientes.

Conéctate con nosotros

Video Intro

Canal de Youtube

Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube donde encontrarás más videos que pueden ser de tu interés.

Últimos artículos de Econometría

EL REGRESO A CLASES | 21 agosto, 2017

Hoy fue un día como pocos.

Maestros emocionados con el regreso de sus alumnos, con el inicio de retos en la enseñanza, y para los más pequeños, nuevamente la agitación de: “El regreso a clases”.

Estrenar zapatos, libretas, y en el mejor de los casos mochila nueva.

 

Si efectivamente, los niños se inquietan, les causa una gran alegría volver a ver a sus compañeros, les causa emoción todo lo nuevo.

Y también es cierto que, algunos padres, ya no pueden notar esa emoción, les da igual, como si fuera un evento cualquiera. No disfrutan plenamente los momentos agradables de convivencia escolar de sus hijos.

 

Así es, La vida moderna ha trocado nuestros valores.

algunos padres ya no llevan de la mano a sus hijos, ahora simplemente los “botan” en la entrada.

Ya no les preparan viandas, les compran comida rápida.

Ahora nuestros hijos tienen más amigos en redes sociales, pero cada vez menos invitados a casa para hacer la tarea.

Algunos padres no nos llamamos, solo nos mandamos texto con “imojis”.

Ya la escuela no está a unas cuadras de casa, está tan lejos que siempre es una odisea para no llegar tarde.

Los conflictos de niños ya no es un desagradable regaño del director, ahora es la guerra entre sus familias.

Hay escuelas con salones más cómodos, pero con compañeros más incómodo.

Nuestros padres sabían que la autoridad era el maestro, ahora no hay autoridad para nadie y se vive un vacío para establecer límites a los niños.

Antes escribir “bien” era importante, ahora lo sustancial es “textear” rápido.

Tenemos más tecnología, pero menos filosofía.

Mas información, pero menos sentido común.

Mas actividad, pero menos creatividad.

 

Lo sé, tiene ventajas la modernidad escolar, porque estamos cambiado la pizarra por la Tablet, el gis por el “touch”, los libros por la Internet, los colores por la realidad aumentada, la butaca por la mesa de trabajo.

Pero ha sido nuestro “exigente reclamo” el que ha deshumanizado “El regreso a clases”, perdiendo valores fundamentales que se hacen dispersos.

 

En mi opinión, Usted y Yo, debemos mostrar que poseemos valores, porque los valores NO se enseñan, se adquieren en casa, en la sociedad o en la escuela.

 

Debemos llevar a las aulas: el buen ejemplo, el saber convivir, la confianza y la tolerancia, para que la educación tenga sentido y ayude en la formación de nuestros pequeños.

 

QUE ALGUIEN ME AYUDE | 14 agosto, 2017

En alguna ocasión yo estaba redactando una carta para exigir me atendieran en un asunto, mi jefe al revisarla me dijo: Joven Larios, “no exija, mejor pida ayuda”, que en verdad la necesita. Esta estrategia es muy buena cuando se tienen problemas cuya solución está fuera de nuestro alcance.

Hace poco, enfermó gravemente la hija de mi amigo Jorge, le ofrecí mi ayuda económica, no por compromiso sino por aprecio, la cual agradeció y no acepto. Dejándome saber que se sentía respaldado en caso de necesitarla.

Pero esto de ofrecer o pedir ayuda, tiene sus bemoles, Pedir ayuda no siempre es signo de debilidad, de mendingar el favor de alguien o de holgazanería. Tampoco ofrecer implica superioridad o lastima. Me explico.

Todos en algún momento necesitamos ayuda, y todos con nuestro alcance podemos ofrecerla. De hecho, vivir en sociedad implica eso precisamente, ayudarnos unos a otros. La cooperación social es la forma más antigua de ayudar a los demás.

Se solicita o se ofrece ayuda bajo dos consideraciones:

Si la pides, debes tener en cuenta la autonomía, que implica “ayúdate a ti mismo que los demás te ayudarán”, es decir, no esperar que los demás te resuelvan tus problemas, prepárate para enfrentarlos, siendo autosuficiente y autónomo en tu vida.

Teniendo en cuenta que si se pide ayuda por todo, eso es holgazanería. Si se pide ayuda a todos eso si es mendingar.

Al pedir ayuda se está reconociendo que somos personas vulnerables, y con recursos limitados, pero también se hace notar que somos adaptables, responsables al no ser tan tontos, para que la vergüenza o el miedo, nos paralice para pedirla.

Las personas exitosas aceptan con facilidad esas situaciones en las que necesitan apoyo y no dudan en decir: “Que alguien me ayude”.

En cambio, si ofreces ayuda debes tener en cuenta “la dependencia”, que implica “No hagas por los demás, aquello que ellos mismos pueden hacer”, es decir, no considere a quien pide ayuda como incompetente, porque lograra hacerlo dependiente de Usted, invadirá su vida, retrasara su crecimiento.  A la mayoría nos gusta sentir que nos necesitan, pero no debemos hacerlos dependientes solo por tener poder sobre ellos, y menos, para vanagloriarse.

En mi opinión, Usted y Yo, debemos solicitar ayuda con autonomía, y ofrecerla sin dependencia. Ayudar con responsabilidad, sintiéndose valioso. Saber que hemos ofrecido nuestra mano a cambio únicamente de una buena relación.

 

LO IMPORTANTE DEL SILENCIO | 7 agosto, 2017

Saber callar, callar la ofensa y no callar demás, es una habilidad importante que nos ayuda en las relaciones con los demás. En cualquier comunicación hay palabras y silencios.

Pero, a veces los silencios dicen más que las palabras, entendiendo que los silencios los ocupamos para ignorar, cuando las razones de otros poco importan; para aislarnos, cuando no queremos saber de los demás; para huir, cuando no tenemos tolerancia; para mostrar poder, cuando queremos imponernos; y también, el silencio ayuda a mostrar nuestra prudencia, cuando queremos repensar las cosas; para escuchar, cuando damos un espacio a los demás para explicarse.

Así es, saber callar, implica dejar de lado la inútil agresión verbal, elegir ser humildes teniendo en cuanta lo que los demás tienen que decir, compartir la honestidad interior, para no decir aquello que marcará o tal vez saque al monstruo del resentimiento que algunos llevamos dentro.

Si escucho bien, el silencio también es la máscara de la ira y del resentimiento, son silencios que llevan el veneno del desquite, silencios que hacen sufrir y sentir el hielo del desprecio, silencios encajados que distorsionan todo lo que se dice o se hace.

Estos silencios envenenados se heredan, si efectivamente los aprendemos y pasan de generación en generación, los llevamos como banderas que señalan las ofensas familiares que algunos ya ni recuerdan, ni les ven sentido.

Familias que no se hablan porque alguna vez el abuelo fue ofendido, amigos que no se frecuentan porque alguien fue ignorado, hermanos que no se miran a los ojos por la vergüenza de haber callado.

De este modo, no solo llevamos nuestras pertenencias donde vamos, llevamos también los resabios, los desaguisados y todo aquello que hemos callado y que causo un daño dejando un silencio que nadie se atreve a romper.

Pero para toda enfermedad hay una cura, y para este mal el remedio es “la palabra”, el silencio se rompe con acercarse para explicar el malentendido, dejando atrás la mala experiencia ofreciendo o aceptando las disculpas.

En mi opinión, el silencio debe ser un equilibrio entre callar aquello que daña y decir aquello que le hace bien a todos.

A este silencio reflexivo, de sosiego, Usted y Yo debemos aspirar.

Le dejo este acertijo: “Si me nombras, desaparezco, ¿quién soy?”.

 

AHORA VA LA MIA | 31 julio, 2017

Este fin de semana fui a ver una película, en ella los hombres tratan de acabar con los simios por miedo. El líder “Cesar”, más humano que los hombres, trata de vivir en paz y proteger a los suyos. Así Inicia una guerra donde “Cesar” reconoce finalmente que no hay justicia, que solo queda la venganza, porque el daño a su familia no lo puede olvidar.

Le comento esto, porque desde siempre, desde las sociedades más primitivas del hombre, la defensa del honor, la reparación de un agravio, el daño a alguien que nos ha ofendido, ha sido el primer paso, en una espiral que lleva la violencia, a situaciones donde ya no es posible la reparación y donde no es posible distinguir la justicia de la venganza.

Incluso, algunas personas, líderes o autoridades, llegan a pensar que “la Venganza” es un derecho a responder por las ofensas cometidas a otros, y apelan al uso de la fuerza con tal encono que terminan siendo aquello que más aborrecen: seres odiosos, rencorosos y autoritarios, en una palabra, vengativos.

Si la venganza, es un deseo poderoso que llevamos dentro, que nos impulsa con ira a dedicar tiempo a pensar, a escrudiñar y a imaginar, la forma más cruel y dañina para “devolver el golpe” a aquel que nos ha ofendido.

El vengativo busca como hacer sufrir al adversario, elucubra para servirse “un plato Frio” de perjuicios y de sañas.

Lo malo de la venganza, es que daña al vengativo y a la víctima, porque con ella inicia la espiral de violencia: Tú me ofendes, yo te perjudico. Tú me perjudicas yo te hago sufrir. Tú me haces sufrir yo daño a los tuyos. Y así hasta que alguien no puede vengarse o perdona.

Si escucho bien, hasta que alguien ceja o perdona. Nada fácil detener la espiral vengativa, nada fácil controlar nuestras emociones primitivas desbordadas, y menos fácil, otorgar el perdón.

En mi opinión, Usted y Yo, debemos evitar decir “ahora va la mía”, desterrando los deseos de venganza, porque terminaran dañándolo.

Hay que buscar la reconciliación, que siempre implica: pagar precios, ceder, responsabilizarse, Olvidar y desprenderse del odio, sobre todo, ser misericordioso.

Como escribió Oscar Wilde, “algunos causan felicidad allí donde van, otros cuando se van”.

No sea Usted odioso o vengativo, porque lo único que logrará será eso: hacer felices a los demás cuando Usted no esté.

 

Contáctanos

Ponte en contacto con nosotros para cualquier duda o comentario de nuestros servicios.

Información

Bustamante 173, Fracc. Los Pinos
Veracruz, VER.
Tel: + 52 (229) 934 9006 y 938 1396
Skype: mlariosb58