¿Quiénes somos?

Somos un grupo de trabajo interdisciplinario, que se dedica a conceptualizar, diseñar y desarrollar soluciones y valor que permitan elevar los resultados y beneficios de las empresas, adecuando los servicios a necesidades reales y tendencias de los negocios con más de 15 años de experiencia en el mercado.

Hechos de Nuestra Trayectoria

¡Los números dicen más que las palabras!

Estudios y Proyectos Desarrollados
Años de Experiencia en el Mercado
Licitaciones en las que hemos participado
Países donde hemos trabajado

Generamos Soluciones y Valor

Durante más de 15 años de experiencia, hemos ayudado a diferentes empresas para la mejora de su administración y procesos.

Modelos financieros y econométricos automatizados

Modelos amigables que permiten a los clientes conocer los resultados de las principales variables que afectan al negocio.

Experiencia y Recursos

En diversas áreas con recursos técnicos, humanos y de información para brindar soluciones a los problemas de nuestros clientes.

Nuestro objetivo es

Desarrollar métodos técnicas y criterios que permitan dar solución a los problemas de las empresas, en forma práctica, variable y de acuerdo a sus expectativas

Tecnología y Aplicaciones

Disponible para nuestros clientes que permitan llevarlos a la era Digital y agilizar sus procesos.

Soluciones Inmediatas para Tu Negocio

Contamos con un equipo de profesionales con experiencia en diversas áreas de los negocios para llevar acabo estudios y análisis que brinden soluciones a los problemas de nuestros clientes.

Economía y Negocios

Conoce tu negocio con nuestros modelos financieros que hemos desarrollado durante estos 15 años, podemos ayudarte a conocer el valor de la empresa o negocio, elaborar un análisis de costos o financiero que te ayudarán en la toma de decisiones.

Administración

Nuestro servicio comienza con una Auditoría Administrativa de tu negocio para generar procesos que permitan estandarizar las actividades y con ello, generar indicadores para medir el desempeño de las áreas.

Mercados y Negocios

Apoyamos a nuestros clientes en el proceso de adaptación y cambio, buscando en los mercados las respuestas que permitan garantizar éste crecimiento y sobretodo, generar en conjunto, las acciones necesarias para alcanzar las metas propuestas.

Capacitación Institucional

La capacitación permite asegurar una mayor contribución del personal en los resultados de la empresa.

Contabilidad

Resultados contables con enfoque Financiero que permiten tomar desiciones por áreas o líneas de productos

ISOADMIN

La forma más fácil de gestionar tu sistema de calidad. Acceso desde cualquier dispositivo móvil.

¿Cómo Empezar el Ciclo de Mejora?

Iniciar con nosotros el proceso de mejora es muy fácil, son solo 6 pasos que debemos hacer:

1

Conocernos

2

Desarrollar un Plan de Trabajo

3

Difundir el Plan

4

Implementar con Pasión

5

Medir el plan

6

Continuar el rumbo y Mejorar el Plan

Conoce Nuestras Áreas de Apoyo

Economía y Finanzas

Usted tendrá el respaldo de un equipo de trabajo de profesionales con experiencia en ésta área.

Administración y Contabilidad

Lo apoyaremos para que su negocio alcance los objetivos establecidos.

Mercados y Negocios

Tenga información confiable del mercado que le permita tomar las mejores decisiones.

Aplicaciones y Diseño Web

En Grupo Empresarial dBC S.A. de C.V. buscamos generar nuevos canales de distribución para las empresas, ampliando su cobertura de atención a través de la web.

Alianzas

Nuestras principales alianzas nos permiten ofrecer un servicio completo a nuestros clientes.

Conéctate con nosotros

Video Intro

Canal de Youtube

Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube donde encontrarás más videos que pueden ser de tu interés.

Últimos artículos de Econometría

ACEPTAR NUESTROS FRACASOS | 18 julio, 2016

Equivocarnos es parte de nuestra naturaleza humana, somos falibles, y aún así, a veces negamos que hemos fracasado. Hay que entender que el fracaso es el otro extremo de la senda del éxito, éxito y fracaso, son extremos de nuestros actos, de nuestras acciones.

Los fracasos, no son oportunidades de mejora, ni retroalimentación para perfeccionar como muchos pretenden creer, ésta forma “bonita” de ver el fracaso, solo lleva a no creer que se fracasó, a restarle importancia e incluso a justificarse.

Para aceptar que nos hemos equivocado, hay que olvidarse de la vergüenza que nos causa la opinión de los demás. Alejar la soberbia que es el disfraz del miedo a la humillación, quitarse el orgullo de sentirse exitoso y dejar de abrazar la responsabilidad de ser lo que los demás esperan que seamos.

Así es, todo esto son factores que nos hacen negar que hemos fallado, que nos equivocamos. Al negar nuestros desaciertos negamos también lo que somos, nos resistimos a reconocer una realidad.

El fracaso tiene sus ventajas, nos empuja a cambiar, a dar el golpe de timón, a darnos cuenta verdaderamente que necesitamos corregir, mirar de distinta manera el problema, hacer un alto para evaluar.

El fracaso nos obliga a despojarnos de sueños imposibles, de engañarnos a nosotros mismos, a dejar de intentar ser lo que no somos, renunciar a un resultado o a una vida que no existirá. ¡El fracaso, nos pone en el rumbo correcto cuando lo aceptamos!.

El éxito infla el ego, nos mantiene persiguiendo sueños que se vuelven cada vez más inalcanzables, por eso, necesitamos el fracaso, para poner los pies en la tierra, para ser humildes.

Así es, Reconocer el error, nos permite ajustar los planes a la realidad, entender lo que nos falta para lograr lo que pretendemos, pausar para tomar impulso, olvidarnos de las falacias, de ilusiones imposibles, y dejar de perder el tiempo en lo que no será.

Mi jefe un día me dijo, Joven Larios, se vale “meter la pata” porque siempre habrá manera de remediarlo, lo que no se vale es “meter la mano”, porque se llevará más del daño que causa.

En mi opinión, no hay porque negar que fracasamos, lo malo es quedarse ahí esperando que los demás no se den cuenta.

NO SOMOS MONEDITA DE ORO | 11 julio, 2016

Desde Aristóteles ya se buscaba desarrollar un buen carácter, los filósofos de esa época decían que está en la naturaleza del hombre las virtudes, es decir, todo hombre aspira a ser bueno y a trascender.

En la historia, Hombres y mujeres han mostrado el camino para mejorar la personalidad, el carácter, uno de ellos fue: Benjamín Franklin nacido en Inglaterra, a los 17 años y sin un dólar en la bolsa viajó a Filadelfia.

Con su carácter pudo llegar a ser: impresor, escritor, asambleísta, político, diplomático; pero se le recuerda más como científico, Franklin inventó el pararrayos, la estufa de hierro, los lentes bifocales; fue músico, compositor y un destacado ser humano.

Esto último, su carácter, fue lo que lo distinguió e impulso a ser exitoso y trascender.

Él mismo decidió dominar sus malos hábitos y reconstruir su personalidad. Así él mismo se impuso tener 13 virtudes: Templanza, Orden, Resolución, Moderación, Limpieza, y otras más.

Reconoció que ello implicaba mucho trabajo, además de sortear un camino de tentaciones de sus viejos hábitos. Llevaba consigo una lista que revisaba frecuentemente, escribía en una bitácora donde marcaba sus fallas y las virtudes logradas. Hasta en su vejes aún llevaba esa lista, y escribió: “Aunque nunca llegue a la perfección, aun así, este empeño me permitió ser un hombre mejor de lo que hubiera sido”.

Otro ejemplo, más difícil de alcanzar, fue Agnes Gonxha, La Madre Teresa, quien durante toda su vida cultivo virtudes como: Caridad, Perdón y Aceptación. Inés se empeñó en enseñar que la vida debe llevarnos a la verdad y paz interior, todo ello con servicio.

Así es, ser mejores implica una férrea voluntad de cambiar nuestro carácter, DEJANDO DE AMBICIONAR LO QUE OTROS SON, como en la fábula de la serpiente y la luciérnaga. Se la cuento.

La serpiente una noche vio la luz de una luciérnaga, inmediatamente la siguió y la siguió, la luciérnaga molesta se paró delante y le inquirió: no soy comida para ti, ni siquiera soy una amenaza, ¿porque me sigues?, la serpiente respondió: tu brillo me molesta”.

En mi opinión, “No somos monedita de oro” para agradar a todos todo el tiempo, pero si es necesario mejorar nuestro carácter, desarrollando virtudes y dejando de ambicionar lo que otros son.

NO IMPORTA CUANTO USE DEL CEREBRO | 4 julio, 2016

Decir que “usamos solo el 10% de nuestro cerebro” hace que muchas personas se esfuercen por ser creativas o pro-activas. Creer que se puede alcanzar mayor capacidad intelectual da la esperanza de superación, de lograr el éxito.

En otras palabras, nadie desdeña ser mejor si se puede alcanzar, por eso, ésta falacia es tan aceptada que resultaría en una desilusión saber que no es cierto.

Decir que: “solo usamos un 10% de nuestro cerebro” es falso.

Lo cierto es que usamos todo nuestro cerebro, incluso en momentos en que solo dormimos, cuando estamos sin hacer algo, estamos usando gran parte de nuestra capacidad cerebral.

Las tecnologías actuales han puesto al descubierto el tráfico cerebral, y se ve con claridad que las tareas más simples requieren el uso prácticamente de todo nuestro cerebro, además: “órgano que no se usa se atrofia”.

Si alguien le viene con el cuento de que podrá utilizar, con ciertas claves secretas o cambios de energías, su enorme reserva cerebral supuestamente en estado de letargo, olvídelo, no es por ahí. Todos queremos mejorar pero no será encontrando una parte inútil en nuestro cerebro.

Las percepciones, las emociones, las creencias tienen que ver más con su forma de pensar, que con una reserva cerebral que la naturaleza no nos ha dado.

Además, usar más de nuestra propia capacidad cerebral, No sustituye a la fortaleza mental, al trabajo empeñoso, a la dedicación, y todo esto, ni siquiera tiene que ver con la capacidad de memorizar o con la cantidad de conocimientos que se logren acumular.

El éxito depende más del trabajo que de la inteligencia, los logros son producto más de una actitud que de una lista de títulos académicos, la satisfacción personal tiene que ver más con estar consciente de lo que se disfruta que de aquello que se sueña tener, los resultados dependen más de tomar acción que de la búsqueda de mejores cualidades.

En mi opinión, la idea de que el cerebro es subutilizado no tiene fundamento, sin embargo, Usted puede mejorar sus habilidades, la diferencia está en la forma en que afronta las situaciones, en la actitud ante los fracasos y la valoración que le da a los retos, ello si es determinante para lograr lo que se propone.

 

ALGO MÁS QUE LA RECETA. | 20 junio, 2016

Tengo una receta para cocinar “tacos de pato”, si escucho bien, cocino tacos de pato deliciosos, por lo menos eso dicen quienes los han probado. Esa receta me costó conseguirla y estoy seguro que si se la mando, no tendrá los mismos resultados que Yo; no, porque le faltarán dos cosas: El menos importante, “El pato”, y lo más importante, le faltará “decidirse” a guisarlo.

Le comento todo esto, porque la mayoría asiste a cursos, o leen libros donde se dan “claves”, “principios” y “recetas” para superar los problemas, curar las fobias, sanar su vida; y salen inspirados, resueltos a poner en práctica lo aprendido, pero tiempo después ni se acuerdan de aquellas recetas para ser mejores o superar sus miedos.

Tienen la receta, el conocimiento, pero no tienen la habilidad, el pato, y mucho menos la actitud, esa férrea voluntad de lograr, de empeñarse, de entregarse a la tarea, practicar hasta ver resultados, hasta lograr guisar correctamente el pato.

Sino pregúntese porque, habiendo libros que dicen cómo hacerse millonario, después de leerlos se sigue pobre, o textos para hacer a la gente altamente efectiva, siguen de holgazanes, o sanar su vida, y su vida sigue en el desastre.

Así es, No por asistir a un curso de ventas se sale vendedor, o de pintura se sale pintor. No, claro que no!.

Eso se debe a que, una cosa es saber, otra es poder y la más importante: querer. El conocimiento hay que convertirlo en habilidad, y eso se logra con actitud. Pasar del pensamiento a la acción para que los deseos se hagan realidad.

Se necesita más que el conocimiento y la habilidad para alcanzar lo que se desea, se requiere la emoción decidida de tomar acción.

Un amigo empresario, Don David Romero, lo dice de esta manera: “si no sabes, te enseño, si no puedes te ayudo, pero si no quieres te vas”.

En mi opinión, Se puede obtener la receta, el conocimiento, se puede adquirir el pato, la habilidad, pero no hay donde comprar actitud, no existe quien le pueda vender un poco de empeño, un kilo de dedicación o un litro de perseverancia, eso lo deberá lograr solo Usted.

Usted debería cuidar lo que lee, tanto como sus amistades, pues ambos influirán en sus hábitos.

Contáctanos

Ponte en contacto con nosotros para cualquier duda o comentario de nuestros servicios.

Información

Bustamante 173, Fracc. Los Pinos
Veracruz, VER.
Tel: + 52 (229) 934 9006 y 938 1396
Skype: mlariosb58