¿Quiénes somos?

Somos un grupo de trabajo interdisciplinario, que se dedica a conceptualizar, diseñar y desarrollar soluciones y valor que permitan elevar los resultados y beneficios de las empresas, adecuando los servicios a necesidades reales y tendencias de los negocios con más de 15 años de experiencia en el mercado.

Hechos de Nuestra Trayectoria

¡Los números dicen más que las palabras!

Estudios y Proyectos Desarrollados
Años de Experiencia en el Mercado
Licitaciones en las que hemos participado
Países donde hemos trabajado

Generamos Soluciones y Valor

Durante más de 15 años de experiencia, hemos ayudado a diferentes empresas para la mejora de su administración y procesos.

Modelos financieros y econométricos automatizados

Modelos amigables que permiten a los clientes conocer los resultados de las principales variables que afectan al negocio.

Experiencia y Recursos

En diversas áreas con recursos técnicos, humanos y de información para brindar soluciones a los problemas de nuestros clientes.

Nuestro objetivo es

Desarrollar métodos técnicas y criterios que permitan dar solución a los problemas de las empresas, en forma práctica, variable y de acuerdo a sus expectativas

Tecnología y Aplicaciones

Disponible para nuestros clientes que permitan llevarlos a la era Digital y agilizar sus procesos.

Soluciones Inmediatas para Tu Negocio

Contamos con un equipo de profesionales con experiencia en diversas áreas de los negocios para llevar acabo estudios y análisis que brinden soluciones a los problemas de nuestros clientes.

Economía y Negocios

Conoce tu negocio con nuestros modelos financieros que hemos desarrollado durante estos 15 años, podemos ayudarte a conocer el valor de la empresa o negocio, elaborar un análisis de costos o financiero que te ayudarán en la toma de decisiones.

Administración

Nuestro servicio comienza con una Auditoría Administrativa de tu negocio para generar procesos que permitan estandarizar las actividades y con ello, generar indicadores para medir el desempeño de las áreas.

Mercados y Negocios

Apoyamos a nuestros clientes en el proceso de adaptación y cambio, buscando en los mercados las respuestas que permitan garantizar éste crecimiento y sobretodo, generar en conjunto, las acciones necesarias para alcanzar las metas propuestas.

Capacitación Institucional

La capacitación permite asegurar una mayor contribución del personal en los resultados de la empresa.

Contabilidad

Resultados contables con enfoque Financiero que permiten tomar desiciones por áreas o líneas de productos

ISOADMIN

La forma más fácil de gestionar tu sistema de calidad. Acceso desde cualquier dispositivo móvil.

¿Cómo Empezar el Ciclo de Mejora?

Iniciar con nosotros el proceso de mejora es muy fácil, son solo 6 pasos que debemos hacer:

1

Conocernos

2

Desarrollar un Plan de Trabajo

3

Difundir el Plan

4

Implementar con Pasión

5

Medir el plan

6

Continuar el rumbo y Mejorar el Plan

Conoce Nuestras Áreas de Apoyo

Economía y Finanzas

Usted tendrá el respaldo de un equipo de trabajo de profesionales con experiencia en ésta área.

Administración y Contabilidad

Lo apoyaremos para que su negocio alcance los objetivos establecidos.

Mercados y Negocios

Tenga información confiable del mercado que le permita tomar las mejores decisiones.

Aplicaciones y Diseño Web

En Grupo Empresarial dBC S.A. de C.V. buscamos generar nuevos canales de distribución para las empresas, ampliando su cobertura de atención a través de la web.

Alianzas

Nuestras principales alianzas nos permiten ofrecer un servicio completo a nuestros clientes.

Conéctate con nosotros

Video Intro

Canal de Youtube

Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube donde encontrarás más videos que pueden ser de tu interés.

Últimos artículos de Econometría

LA DESVENTAJA DE LA COMUNICACIÓN | 22 agosto, 2016

Algunos expertos dicen que los problemas entre parejas o compañeros de trabajo, surgen debido a que “Necesitan hablar más del asunto”, que deberían “hablar para resolverlo”, sin embargo, realmente muchas de las mortificaciones surgen de la comunicación, si escucho bien, “Hablar” también tiene desventajas.

Todos somos buenos para comunicar nuestros sentimientos, como el enojo, el rencor, la burla, somos profesionales de la ofensa y malos para aceptar una postura distinta o punto de vista de la pareja o del compañero.

Las personas con las que trabajamos o convivimos, nos conocen muy bien, saben todas nuestras sutilizas, matices y fluidez de nuestro lenguaje no verbal. Por ello, saben lo que estamos sintiendo y aquello que no decimos.

Tenga en cuenta que en una discusión, lo que el otro desea, es que validen su punto de vista, no espera una disculpa, espera una “rendición”, que acepten que él tiene la razón.

En ese caso, para estar en paz, alguien tiene que ceder y aceptar el punto de vista del otro, cierto o no, le gusto o no. Eso es lo que está en juego, el orgullo, el ego, la posición, lo cual genera resentimientos, y si se “habla” en esos momentos, lo único que se logra es más conflicto.

Por ello, es equivocado pensar que las cosas mejoraran si las abordamos, porque al hacerlo, sin saber cómo, sin condiciones adecuadas, sin tener actitud para aceptar, solo trastornaremos las cosas.

En cambio, cuando hacemos que nuestra pareja o compañero, coincida con nuestro punto de vista, logramos que esté de nuestro lado, y esto se alcanza, haciéndolo sentir bien, fomentando emociones agradables, validando y apoyando también su punto de vista.

Así es, Hay que saber dialogar correctamente, no convertir en batallas las conversaciones, y menos de asuntos que serán irrelevantes.

En mi opinión, Para “hablar las cosas” entre parejas o compañeros, Usted debe en lugar de imponerse, defender la parte positiva del punto de vista del otro, haciéndolo sentir seguro y orgulloso. Para esto se requiere miramientos o cariño.

El rabino Julios Gordon lo dijo así, “el amor no es ciego, ve mucho mejor, pero está dispuesto a ver menos”.

Por eso, nuestros seres queridos conocen muy bien nuestros defectos, y a pesar de ello, nos siguen amando.

LA VENTAJA DE LA PEREZA | 15 agosto, 2016

Si de pereza se trata, debemos entender que hay tres tipos, la pereza física, que es cuando nos reusamos a hacer el trabajo, porque no podemos, estamos fastidiados o nos desagrada.

La segunda, la pereza emocional, que nos impide reflexionar, nos mantiene sin voluntad para pensar bien. Los que sufren este mal ya no quieren aprender y postergan todo.

La tercera, más grave, La pereza espiritual, acidia, que implica el abandono de uno mismo, genera cobardía para enfrentar los retos.  Los que la sufren, con soberbia contestan que no van a cambiar, o se hacen “la víctima”.

Las personas con acidia difícilmente encuentran la cura, las que tienen pereza emocional, a esas les hace falta sacarlas de su cajita de confort y modificar su “modus vivendi”.

En cambio, cuando tenemos pereza física, flojera, nos vemos ociosos, poco empeñosos, miramos el día con descuido, esperamos plácidamente, sin preocupación y con el menor esfuerzo resolvemos nuestras necesidades.

Por el contrario, la mayoría pensamos que el objetivo de la modernidad es usar hasta el último minuto en trabajar, ser eficientes al extremo, vencer las metas exprimiendo el día, con la intención de acumular la mayor cantidad de cosas.

Con prisa trabajamos y con más prisa vamos de un lado a otro cubriendo necesidades, hasta estar exhausto y de paso deteriorar nuestra salud.

Nuestras vidas se han vuelto frenéticas, “Notiadictas”,” workaholicas”, desdeñando las ventajas del ocio, si escucho bien, el ocio tienen beneficios.

Ignoramos que es necesario permitirnos estar de manera divertida, espontanea, sin metas, sin retos y sin la “necesititis” a la que tanta pleitesía rendimos.

Es preferible estar relajados que estresados, es más deseable la quietud que el bullicio, es mejor disfrutarse uno mismo, obsequiarse momentos agradables, que trabajar intensamente para acumular cosas, que si miramos bien, no las necesitamos.

En mi opinión, vivimos una ambivalencia entre la ociosidad y la modernidad, entre ser productivos y disfrutar la vida, entre cubrir nuestras necesidades y honrar la necesititis, entre nuestra imagen social y nuestro espejo interior.

El poema de Nadine Stair lo dice:

Si tuviera que volver a vivir,

No intentaría ser tan perfecto,

Tomaría muy pocas cosas con seriedad.

Contemplaría más atardeceres,

Iría a más lugares a donde nunca he ido,

Subiría a más carruseles,

Y seguiría así hasta entrado el otoño.

 

NO TODO ES INTELIGENCIA | 8 agosto, 2016

En algunos libros encontramos que el éxito de las personas, se debe a su inteligencia y a su salud emocional, es decir, personas a gusto con ellas mismas. Esto es cierto solo para algunos casos.

No es únicamente la lucidez emocional o la inteligencia, lo que ha llevado a algunos a ser exitosos, es incluso el azar. Si escucho bien, ellos han sabido aprovechar la oportunidad o la ocasión.

La historia de muchos hombres exitosos, no concuerda con este estereotipo de “inteligentes y emocionalmente sanos”. Hemos tenido líderes patanes o perturbados, es el caso de Winston Churchill, Catalina II, Atila, el Zar ruso Iván, Stalin, Hitler, y muchos más.

Eso sin contar a monarcas que por su linaje llegaron a ser líderes.  Ser heredero de un trono o un legado, no da habilidades de líder, lo mismo para la clase burguesa o política.

En nuestro país, hemos tenido gobernantes que compran títulos, presidentes torpes, policías que llegan a procurarse el “honoris causa” y líderes que son la imagen misma de la corrupción.

Porque el éxito y el poder son hermanos que se consiguen también con amenazas, obligando, engañando, manipulando a personas o situaciones para que hagan los deseos y caprichos, de aquellos que buscan notoriedad.

Si, es una ventaja ser inteligente, ser bien parecido, tener una familia adinerada, o un amigo político; pero eso no asegura que tengamos luz propia, porque el éxito así no es éxito, es poder, y no perdurará.

El éxito es una medida personal de nuestros logros. Es esa valoración interna de nuestros frutos, debido a que nadie sabe el precio que hemos pagado o los sacrificios que debimos hacer para tener esos pequeños logros.

Para ser exitoso no es indispensable la agudeza mental y un carácter amable, pueden ser otras las causas que nos lleven a el, como la creatividad, la intuición, la confianza, la disciplina, las habilidades sociales o la casualidad. Cualquiera de ellas puede ser la clave de su éxito y no necesariamente algún tipo de inteligencia.

En mi opinión, Somos los causantes de aquello que nos sucede y somos ajenos a todo aquello que deseamos. Por esta razón nadie puede darnos una receta para el éxito, que ni siquiera es permanente.

LA TOLERANCIA | 1 agosto, 2016

Desde hace siglos se ha hablado del choque de las civilizaciones. Esa fusión cada vez más fortuita de creencias, costumbres y gobierno, sin encontrar los medios para una convivencia sana.

Siglos haciendo guerras, hogueras, cadalsos, patíbulos, bombas, y cada vez con mayor sofisticación y tecnología la crueldad de aniquilar al que no comulga con sus intereses.

Hoy igual que hace siglos, las ideas de filósofos como Voltaire, se hacen necesarias ponerlas en la vida cotidiana, con el fin de que las diferencias de pensamiento, entre sociedades o familias, no sean el factor de conflictos.

Hay que reconocer que siempre tendremos diferencias, y el camino no es suprimir la diversidad de costumbres y credos, sino ser tolerantes.

El camino es la Tolerancia, entendida como admitir o reconocer, nos guste o no, las creencias y opiniones de los demás, algo así como permitir que alguien no siga nuestras reglas debido a su forma de pensar, consentir lo opuesto o distinto a nosotros.

Es la actitud que debemos adoptar para no condenar o juzgar algo que es contrario a nuestros valores. No criticar a los demás por ser diferentes. Nada fácil !.

No se trata de conceder privilegios a los fanáticos o a los delincuentes, se trata de vivir en paz con aquellos que también son tolerantes. Porque la tolerancia termina donde comienza la ilegalidad, la falta de respeto o el abuso.

Por eso, ante una autoridad intolerante no existe la obediencia, ante un fanático no concurre la razón, ante un criminal no hay indulgencia.

El intolerante impone, quiere que creas y pienses igual que él, sino te aborrece, debes ser de su secta o te lastimará, debes seguir su credo de otra forma le inspiras horror. Para el intolerante es preciso que te comportes como él, de otra suerte eres enemigo.

Lo que se aplica en las sociedades también aplica a las familias, hay padres o madres intolerantes, pero también hay hijos que son fanáticos irrespetuosos.

En mi opinión, Usted debe preguntarse si su intolerancia daña a su familia.

Parafraseando a Voltaire “Debido a las guerras sangrientas, irracionales e inhumanas, al odio irreconciliable por la diversidad de opiniones, a los males producidos por el celo falso, los hombres han tenido mucho tiempo su propio infierno en esta vida”.

Contáctanos

Ponte en contacto con nosotros para cualquier duda o comentario de nuestros servicios.

Información

Bustamante 173, Fracc. Los Pinos
Veracruz, VER.
Tel: + 52 (229) 934 9006 y 938 1396
Skype: mlariosb58