¿Quiénes somos?

Somos un grupo de trabajo interdisciplinario, que se dedica a conceptualizar, diseñar y desarrollar soluciones y valor que permitan elevar los resultados y beneficios de las empresas, adecuando los servicios a necesidades reales y tendencias de los negocios con más de 15 años de experiencia en el mercado.

Hechos de Nuestra Trayectoria

¡Los números dicen más que las palabras!

Estudios y Proyectos Desarrollados
Años de Experiencia en el Mercado
Licitaciones en las que hemos participado
Países donde hemos trabajado

Generamos Soluciones y Valor

Durante más de 15 años de experiencia, hemos ayudado a diferentes empresas para la mejora de su administración y procesos.

Modelos financieros y econométricos automatizados

Modelos amigables que permiten a los clientes conocer los resultados de las principales variables que afectan al negocio.

Experiencia y Recursos

En diversas áreas con recursos técnicos, humanos y de información para brindar soluciones a los problemas de nuestros clientes.

Nuestro objetivo es

Desarrollar métodos técnicas y criterios que permitan dar solución a los problemas de las empresas, en forma práctica, variable y de acuerdo a sus expectativas

Tecnología y Aplicaciones

Disponible para nuestros clientes que permitan llevarlos a la era Digital y agilizar sus procesos.

Soluciones Inmediatas para Tu Negocio

Contamos con un equipo de profesionales con experiencia en diversas áreas de los negocios para llevar acabo estudios y análisis que brinden soluciones a los problemas de nuestros clientes.

Economía y Negocios

Conoce tu negocio con nuestros modelos financieros que hemos desarrollado durante estos 15 años, podemos ayudarte a conocer el valor de la empresa o negocio, elaborar un análisis de costos o financiero que te ayudarán en la toma de decisiones.

Administración

Nuestro servicio comienza con una Auditoría Administrativa de tu negocio para generar procesos que permitan estandarizar las actividades y con ello, generar indicadores para medir el desempeño de las áreas.

Mercados y Negocios

Apoyamos a nuestros clientes en el proceso de adaptación y cambio, buscando en los mercados las respuestas que permitan garantizar éste crecimiento y sobretodo, generar en conjunto, las acciones necesarias para alcanzar las metas propuestas.

Capacitación Institucional

La capacitación permite asegurar una mayor contribución del personal en los resultados de la empresa.

Contabilidad

Resultados contables con enfoque Financiero que permiten tomar desiciones por áreas o líneas de productos

ISOADMIN

La forma más fácil de gestionar tu sistema de calidad. Acceso desde cualquier dispositivo móvil.

¿Cómo Empezar el Ciclo de Mejora?

Iniciar con nosotros el proceso de mejora es muy fácil, son solo 6 pasos que debemos hacer:

1

Conocernos

2

Desarrollar un Plan de Trabajo

3

Difundir el Plan

4

Implementar con Pasión

5

Medir el plan

6

Continuar el rumbo y Mejorar el Plan

Conoce Nuestras Áreas de Apoyo

Economía y Finanzas

Usted tendrá el respaldo de un equipo de trabajo de profesionales con experiencia en ésta área.

Administración y Contabilidad

Lo apoyaremos para que su negocio alcance los objetivos establecidos.

Mercados y Negocios

Tenga información confiable del mercado que le permita tomar las mejores decisiones.

Aplicaciones y Diseño Web

En Grupo Empresarial dBC S.A. de C.V. buscamos generar nuevos canales de distribución para las empresas, ampliando su cobertura de atención a través de la web.

Alianzas

Nuestras principales alianzas nos permiten ofrecer un servicio completo a nuestros clientes.

Conéctate con nosotros

Video Intro

Canal de Youtube

Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube donde encontrarás más videos que pueden ser de tu interés.

Últimos artículos de Econometría

LA VIDA O EL MUNDO | 28 noviembre, 2016

Nos encanta vendernos el cuento que “nuestra vida” es nada justa, que es más dispendiosa con los demás, que nuestros familiares están en contra nuestra, que la inteligencia o aspecto físico que nos heredaron no es conveniente, que las oportunidades son para otros, y así una larga lista de pensamientos irracionales, que nos llevan a creer que la vida es injusta “solo con nosotros”.

Creer esto es debido a que confundimos el mundo, ese lugar donde coexistimos y la vida personal.

Es cierto, el mundo distribuye de forma inequitativa oportunidades y bienes, a los intrépidos, abusados, incluso avasalladores les da más, en cambio a los introvertidos o indolentes les ofrece “nada”, en el mundo hay desigualdades, hay que esforzarse para obtener algo, también hay pérdidas, guerras, hambre en algunos lugares mientras que en otros hay obesidad, opulencia para unos y pobreza para otros, el mundo  es guerrero y violento y quienes piensan que debería ser  ”miel sobre hojuelas”  viven la decepción, el resentimiento, la humillante injusticia, se sienten despreciados, todo por pensar que su vida y la sociedad son lo mismo. Nada más absurdo.

Hay que entender que la vida nuestra es lo que nosotros hacemos de ella dentro de ese mundo en caos, y los resultados dependen de nuestras creencias racionales, de nuestra capacidad para enfrentar los problemas. Nuestra vida es cada momento especial que nos reporta satisfacción. Debemos aprender a distinguir entre lo nuestro y aquello que no son nuestros resultados.

Somos nosotros quienes decidimos: amar o tener miedo, tender la mano o cerrar el puño, abrir la puerta o encerrarnos, nosotros decidimos como encarar la vida y la muerte, decidimos las amistades, igual que las situaciones las podemos aceptar o rechazar.

Entender la distancia entre lo que hemos decidido vivir y donde vivimos, es crucial. Vivimos en un mundo donde cada vez hay más desbarajuste, donde la gente se entiende menos, una sociedad donde en lugar de armonía hay desconcierto, con más tambores de odio y grupos que avasallan.

En mi opinión, Nuestra vida personal no es el mundo en el que vivimos, somos mucho más que eso. Siempre podemos decidir vivir sin adicciones, sin fugas, sin arrogancia, sin narcisismos, sin vanidades, corrigiendo nuestra vida y de paso mejorando el mundo.

 

LO DIFICIL DE LA JUSTICIA | 21 noviembre, 2016

La calidad de vida suele estar ligada a la justicia social, debido a que las desigualdades generan enfrentamientos y protestas. Las personas difícilmente se ponen de acuerdo en lo que es justo puesto que depende de los valores vigentes, de las creencias individuales, del régimen legal y del estado de cosas en la propia sociedad.

Entendamos como justicia a esa voluntad de actuar correctamente, de razonar los criterios para que la relación entre personas e instituciones sea respetando la verdad y otorgando a cada quien lo que le pertenece.

Le comento todo esto, porque parece que la sociedad está hecha para premiar los logros, poniendo a los vencedores como héroes y al contrario al vencido se le señala.

Pregúntese, ¿El que roba y le atrapan, es peor que aquel que no le atrapan?, Yo no veo diferencia, pero la sociedad sí. A la sociedad parece que le importan los resultados y no las intenciones.

Le doy un ejemplo, En un asalto, los rateros con navajas intentaban robar a los pasajeros, pero un hombre con habilidades y un arma les disparó con buena puntería que terminó matándolos y “nadie vio algo”.

Hay mas preguntas que respuestas, ¿El hombre que evito el asalto es un héroe o un asesino?,¿Es correcto proteger a tu salvador cuando el castigo es desproporcionado?,

¿porque la sociedad es cada vez más permisiva para hacerse justicia?

Finalmente, ¿estaría de acuerdo, si uno de ellos fuera su ser querido?, claro que No!, cambiaría de parecer.

En mi opinión,

Es absurdo ver solo los hechos y no las intenciones, parece que comenzamos a despreciar la vida de los demás, como niños, crueles y despiadados con el débil.

Aunque el valor de las personas depende de su relación con otras, de las circunstancias y de los intereses, lo cierto es que despreciar el valor de la vida de una persona, es el inicio de una sociedad que se destruye, es la desesperanza por una sociedad justa, es pensar que estamos condenados autodestruyendo un mejor porvenir.

Es creer que Nietzsche tuvo razón, él dijo: “Somos, por nuestro destino, seres ilógicos, y por lo mismo injustos y, sin embargo, no podemos reconocerlo”.

Para mí, un Gobierno sin autoridad moral y una descomposición social hace difícil alcanzar la justicia.

 

NO CONTROLES NADA NI A NADIE | 14 noviembre, 2016

Una de las premisas de mi filosofía de vida es “No controles nada, ni a nadie”, pero esto es contrario a la idea de que “Debes controlar tu vida” o la idea de poder decidir tu destino.

Es indudable, debemos tener cierto control en nuestras vidas, pero también es cierto, que existen aspectos de ella que no están en nuestras manos, y más aún, una cosa es tratar de controlar nuestro día a día y otra muy distinta, pensar que nuestro destino depende siempre y todo el tiempo de nosotros.

A muchos de nosotros nos da miedo dejar las cosas en manos de otros, nos sentimos vulnerables, pero tratar de controlar a nuestros seres queridos, a nuestros compañeros de trabajo resultará en un fastidio para ellos.

Hay personas que sufren de “Controlitis”, creen en la fantasía de poder influir en las personas o en las cosas para cambiar los resultados. Estas personas son tenaces, ambiciosos, siempre están previendo, pensando en el futuro, como bombas listas para estallar de ira y con mucho estrés perjudicando su salud.

Según los expertos son así, porque se sienten amenazados, con miedo, con pensamientos como estos: “si no controlan” todo se ira a la ruina, “si no lo hacen ellos” nada será correcto o perfecto. Y sienten culpa porque las cosas no son como a ellos les gusta y entran en un espiral de recriminaciones, de ansiedad, trabajando sin descanso para hacerlo a su modo; al final, la vida les pone un muro de la realidad.

Entonces, ¿Que debemos hacer para mantener nuestra salud mental?, simple: no responsabilizarnos por las cosas que están fuera de nuestro alcance, enfocarnos en el aquí y en el ahora, darnos permiso de saber que muchas cosas saldrán mal o no serán como nos gusta.

En mi opinión,

Debemos permitirnos ir un poco a la deriva, dejar de controlar a todos todo el tiempo, hacerlo nos enseñará a confiar en nosotros mismos, nos enseñará que la vida seguirá de la mejor manera y nos obsequiará cosas interesantes o divertidas y no resultará frustrante si no es como la hemos imaginado.

El filósofo Epicteto dijo: “El único camino para alcanzar la felicidad, es dejar de preocuparse por lo que se encuentra más allá de nuestra voluntad”.

NO TODO ES CULPA DE LOS PADRES | 7 noviembre, 2016

Muchos padres se sienten culpables porque piensan que son responsables del comportamiento de sus hijos, debido a la educación que les dieron. Esta es una creencia generalizada. Según los expertos el entorno doméstico tiene muy poco impacto en el comportamiento y la personalidad.

Si todo se debe a la educación de los padres, ¿entonces porque los hijos son tan diferentes en la misma familia?, ¿acaso ignoramos que somos únicos?, ¿Que de padres tiranos salen hijos buenos?, ¿Acaso no cambiamos con la edad?.

Los expertos dicen que la forma cómo nos relacionamos también está determinada por la autoestima, para bien o para mal. La manera de estrechar lazos con los demás de forma segura o insegura, y de nuestras creencias que son las que definen en cada etapa de nuestra vida el comportamiento.

Nosotros con todos, no nos relacionamos igual, ni permanentemente nos comportamos igual, nuestras relaciones son dinámicas y las modificamos dependiendo de nuestra situación y de las personas con las que nos dejamos influir.

No se sabe que tanto influyen nuestros padres, pero las creencias que tomamos de ellos afectan hasta que las cambiamos. El sistema de creencias de nuestros padres influye nuestra forma de pensar pero no para siempre, puesto que en edad mas avanzada las cambiamos y nos reeducamos para tener una realidad del mundo más satisfactoria.

Por ejemplo, ya no creemos en los santos reyes, en el ratón de los dientes, ni siquiera en los súper héroes. Todo eso que nos enseñaron nuestros padres ya lo cambiamos sin problemas.

Entonces, ¿si podemos canjear creencias por que culpar a los padres?, ¿Acaso eso no sería hacerse la víctima o chantajear al decir que soy así debido a ellos?. No hay sentido en seguir culpándolos, hay que enfrentar el hecho de que nuestra situación se debe en gran medida a nuestros propios actos.

En mi opinión, Somos nosotros mismos los que moldemos nuestro comportamiento.

Es nuestra percepción las que nos pone trampas, porque algunas cosas que deberían afectarnos no nos afectan y otras sin importancia nos marcan, y no son nuestros padres, ellos seguramente hicieron lo mejor que pudieron.

Parafraseando al presiente Kennedy: “No te preguntes que hicieron tus padres por Ti, sino que has hecho tú por tus padres”.

Contáctanos

Ponte en contacto con nosotros para cualquier duda o comentario de nuestros servicios.

Información

Bustamante 173, Fracc. Los Pinos
Veracruz, VER.
Tel: + 52 (229) 934 9006 y 938 1396
Skype: mlariosb58